martes, marzo 27, 2007

Un día con los estudiantes


El Prof. Mellado aparece aquí con casi todos sus pupilos. Buen maestro, buenos discipulos. Para enseñar hay que tener capacidad de comunicar y trasmitir conocimientos y habilidades. Aquí aparece D. José con todos sus futuros médicos (¿médicos o medicas, porque no hay ningún chico?. Entonces eso de la Ley de la Paridad ¿ a cuento de qué?.Bueno a lo que vamos , que da gusto cruzar por los pasillos de mi Hospital, de mi Ala A de la Octava y ver el corrillo de los estudiantes que con estusiasmo, interés esperan que le indique Don Jose de qué va el asunto, de cómo debe actuar, de como hay que tratar al paciente y que siempre, lo más importante, a la cabecera del enfermo será preguntarle qué le pasa, como está, de que se queja y aplicar su inteligencia, sus conocimientos y su pericia en tratar de aliviar a las personas que están a su cargo. ¡menuda responsabilidad!. Si hay algo que define a un buen médico es su consciencia de que tiene que tomar a diario una decisión ante la cabecera del paciente y que ninguna de ellas es exacta y reproducible.Y el médico debe aceptar ahí su servidumbre.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal